Guia práctica: ¿Cómo guardar Shabat?

Nuestras vidas se construyen alrededor de una semana la cual tiene siete días. Para el judaísmo, seis de estos siete días se conocen por su relación con Shabat: “Tres días hasta Shabat”, “dos días hasta Shabat”, etc. Esta es una muestra diaria de lo central que es Shabat en nuestra vida y el poder que tiene. Celebramos este día con sus rituales y tradiciones, que lo elevan para convertirlo en un día como ningún otro.

Únete a nosotros y aprende algunas ideas sobre cómo guardar Shabat junto al resto del mundo.

Empieza a caminar

Deshazte de las llaves del auto, abandona Uber por un rato, ignora el subte y sal a dar una vuelta sin rumbo. Aprovecha para explorar nuestro mundo y todo lo que hay en él, sin usar ningún medio de transporte. En Shabat estamos en harmonía con Di-s y con Su creación. Dejamos de crear, para poder apreciar el mundo a nuestro alrededor por lo que es. Saludamos a nuestros vecinos y disfrutamos de un descanso de nuestra frenética prisa diaria. Es renovador ver cómo se ven las cosas, cuando deambulamos a un ritmo pausado.

Nada de trabajo, solo juego

En esencia, Shabat es un día de descanso. Di-s dejó de crear en el séptimo día y por eso, nosotros también. Los días de la semana los pasamos dominando nuestros mundos, construyendo y moldeando lo que nos fue dado. En Shabat, dejamos de trabajar y nos tomamos el tiempo para solamente ser. Tomamos un sorbo de café, leemos un libro, tenemos largas conversaciones sin interrupciones y jugamos. Jugar es sentirse libre y en Shabat somos verdaderamente libres. Sin demandas externas que nos pesen, te sorprenderás a dónde el día te puede llevar.

(Des)conecta para reconectar

Es tiempo de una desintoxicación digital. Apaga todos tus dispositivos que generalmente te distraen: guarda los celulares y dispositivos en un cajón, apaga la música y la televisión. Y permítete conectarte con el aquí y ahora, y las cosas que más nos importan. Sintoniza con la belleza del mundo que nos rodea, la cosas que quizás damos por sentado durante la semana. En Shabat, el nivel espiritual del mundo se eleva y nosotros nos desconectamos para sumergirnos en él.

Y por supuesto… comer

¿Cómo sería una experiencia judía si no hay comida? Las tres comidas de Shabat son una parte fundamental de la experiencia y la mesa de Shabat, es el eje principal. Es donde nos conectamos con nuestra familia y amigos, donde nos conectamos con Di-s, mientras agradecemos por tener comida en la mesa y por compartir un tiempo tan especial juntos. Podemos saborear la magia del día preparando nuestros platos tradicionales, que vienen de generación en generación, y colocando una hermosa mesa para recibir al Shabat. Estamos totalmente presentes y agradecidos por este tiempo.

Los 7 pasos de Shabat resumidos

1
Paso 1 | Preparación
Paso 1 | Preparación
  • Compañía y eventos
  • Planeando el menú
  • Compras y cocina
2
Paso 2 | Llegó la hora
Paso 2 | Llegó la hora
  • Apagar
  • Encendido de velas
  • Kabalat Shabat: el servicio del viernes a la noche
3
Paso 3 | Noche del viernes
Paso 3 | Noche del viernes
  • Bendición para los niños
  • Kidush
  • Jalá
  • Bendición para después de las comidas
4
Paso 4 | La mañana de Shabat
Paso 4 | La mañana de Shabat
  • La melodía de la mañana
  • Servicios de la sinagoga
5
Paso 5 | Almuerzo de Shabat
Paso 5 | Almuerzo de Shabat
  • Lejem mishná
  • Zemirot
  • Birkat hamazón
6
Paso 6 | Sábado a la tarde
Paso 6 | Sábado a la tarde
  • Juegos libres de teconología
  • Seudat shlishit
7
Paso 7 | Havdalá
Paso 7 | Havdalá
  • Servicio de Havdalá
  • Horarios de finalización Shabat
Descargar: Shabbat table guide heb engl
311,944 KB

¿Quieres aprender más?

Recibe nuestra serie de emails semanales para aprender sobre Shabat en profundidad.

Suscríbete