Paso 2 de 7

Es tiempo de Shabat

Cuando traemos Shabat a nuestra casa, esencialmente estamos dejando el trabajo mundano de la semana y estamos empezando activamente la transformación hacia Shabat, lo cual es sagrado. Esto refleja el propósito mismo de la creación. Convertir el mundo mundano, en un lugar más espiritual y sagrado.

“Cuando veo parpadear las llamas de Shabat, me doy cuenta que nuestra casa y el mundo son un lugar más brillante debido a mi existencia”
– Rab Abraham Twersky

Shabat en Jerusalem comienza week a las y termina a las

Encendido de velas de Shabat

Shabat no comienza solo, nosotros lo introducimos. Después de una semana difícil incluso, lo recibimos enérgicamente, con sensación de alivio y mucha expectativa, a este regalo de Di-s. Le damos la bienvenida a Shabat con velas y bellas palabras del famoso cántico Lejá Dodi, que cantamos en honor a la llegada de “la novia Shabat”.

Este momento de calma ofrece un tema único para la reflexión personal. Mira e imprime alguna de nuestras reflexiones favoritas sobre el encendido de velas de Shabat.

La mitzvá de encender las velas de Shabat tiene la intención de llenar nuestras casas con una sensación de luz y calidez. Cuando lo hacemos desciende una quietud tranquila, que no sentimos en ningún otro momento de la semana. Nos reunimos todos alrededor de las velas. Algunos también aprovechan este momento, antes de encenderlas, para poner dinero en una cajita de Tzedaká (caridad).

La Mitzvá implica encender dos velas. Algunos tienen la costumbre de encender además, una vela por cada miembro de su familia. Cúbrete los ojos, recita la bendición y disfruta de la luz de Shabat.

Imprime una copia de la bendición para el encendido de velas en casa.

Tomate algunos minutos para decir tu propia plegaria y reflexión de la semana. Te ayudamos con algunas ideas poderosas:

  • Este es mi momento para bendecir a mis hijos.
  • Este es mi momento para pedir por salud.
  • Este es mi momento para repasar cómo fue mi semana. 
  • Este es mi momento para rezar por la semana entrante. 
  • Este es mi momento de ser agradecida. 
  • Tengo el poder de encender la luz en mi casa. 
  • Tengo el poder de traer paz y tranquilidad a mi vida.
  • Tengo el poder de traer el cambio a mi casa y a mi vida. 
  • Tengo el poder de traer la calma a mi hogar. 
  • Tengo el poder de estar aquí, presente en este momento.
  • Encender estas velas es mi poder. Este es mi momento para dejar que las mis bendiciones me lleguen.

Abre tus ojos a la brillante luz de las velas e intercambia saludos de “Shabat Shalom” - deseando a las personas a tu alrededor que tengan un Shabat de reposo, paz y bienestar.

Ahora, deja ir las cosas que pasaron en la semana y enfócate en lo que realmente importa.

El horario de encendido de velas de Shabat en es 18 minutos antes del atardecer. Para saber el horario exacto donde te encuentras, escribe tu ciudad en la sección en la parte superior de esta página.

Con la preparación para Shabat completa y el peso de la semana que pasó, camina hacia tu sinagoga para el Servicio de la noche del Viernes. Sonríe y saluda a extraños en la calle sabiendo que todos se unen para celebrar este momento especial en el tiempo.

Kabalat Shabat

“Ven, mi amado, al encuentro de la novia; a recibir la presencia de Shabat. ¡Sacúdete el polvo! ¡Levántate! Viste tus prendas de esplendor, pueblo Mio”
– Lejá Dodí

Damos comienzo a este nuevo día, cantando canciones para recibir al Shabat. Este servicio se llama Kabalat Shabat y está basado en la costumbre de los místicos de Tzfat en el siglo XVI, que salían a los campos, vestidos de blanco, para saludar a Shabat con salmos y canciones. Lejá Dodí es una de estas canciones: alaba la belleza de Shabat y del pueblo judío. Fue escrita por el cabalista y poeta del siglo XVI, el rabino Shlomo Alkabetz.

Familia y amigos se reúnen después del servicio para caminar juntos hasta la casa, donde celebran y comparten una comida festiva de Shabat.