Paso 5 de 7

Almuerzo de Shabat

La mesa está bellamente puesta, de nuevo. Nos reunimos en la cocina para preparar una ensalada y asegurarnos que esté todo listo. Pero sin apuros. Nos relajamos y nos ponemos al día. Conversamos con viejos amigos o nos conectamos con alguien nuevo. Sabemos que nos espera una comida festiva y vamos a comer en abundancia. Pero igual, vamos a dejar espacio para una tercera comida por la tarde (más sobre eso más adelante).

Antes de comer, se recita el Kidush (si no lo han escuchado en la sinagoga), nos lavamos las manos y bendecimos el pan. Al igual que en la noche del viernes, decimos Hamotzi, luego cortamos los panes, lo sumergimos en sal y los pasamos para que todos tengan un pedazo.

Es costumbre tener dos panes en la mesa para cada comida (pueden ser grandes o pequeños rolls de jalá). En Hebreo se conoce como Lejem Mishne y nos recuerda la doble porción de maná que caía los viernes durante la travesía en el desierto, cuando salimos de Egipto y que era suficiente para alimentarnos durante todo Shabat.

Kidush de mediodía: ¿Cuál es el origen?

El pueblo judío recibió la Tora en la mañana de Shabat, cuando Di-s proclamó desde el Monte Sinai: “Recuerda el séptimo día para santificarlo”. Desde ese momento, hemos santificado el Shabat con el Kidush. El Kidush de la mañana es conocido como El Gran Kidush o Kidush Raba, para honrar a ese primer Kidush, cuando recibimos la Torá. 

Imprima una copia de las bendiciones e instrucciones para lavado de manos, la jalá y el Kidush del sábado a la mañana, incluida en nuestra completa guia de Shabat.

Además de conversar y dialogar, puedes compartir palabras de Tora para enriquecer la comida de Shabat. Nuestros sabios nos enseñan que “tres que comieron en la misma mesa y compartieron palabras de Torá es como si la “Divina Presencia” se sentó junto con ellos. Es mucho más que solo comida. Se convierte en una manera de saborear las dulces enseñanzas de la Torá.

Algunos cantan canciones de Shabat para alabar a Di-s por el regalo del Shabat.

“El Baal Hatanya describe la melodía como la pluma del alma, atribuyendo y expresando el deseo del alma de cercanía a Di-s de una manera que las palabras no pueden. La música une a las personas. Una melodía judía con palabras judías permanece grabada en nuestras mentes y corazones eternamente. Muchos de nosotros podemos recordar canciones que aprendimos de niños, o canciones que escuchamos a padres, maestros o amigos cantar. La música crea un medio de conexión y expresión que es inmutable.”
– אלכס קלייר

Después de la comida, decimos Birkat Hamazón, la Bendición para después de las comidas. Es probable que los niños no estén en la mesa, sino jugando. Así que si quieren cantar, es el momento de llamarlos nuevamente a la mesa.

¿Qué significa este revuelo sobre el pan?

Estamos tan acostumbrados a ver pan empaquetado en ordenadas filas en los estantes de los supermercados. Blanco, marrón, trigo integral, con bajo IG. Incluso podemos comprarlo en rodajas listas. Pero, ¿qué se necesita para llevar esa rebanada de pan, desde el molino al plato?

Plantamos las semillas en el lugar correcto del suelo, en la mejor época del año. Los regamos cuidadosamente con la cantidad justa de agua. Hermosos tallos de trigo se elevan del suelo, estallando con granos maduros. Cosechamos el trigo y lo trituramos hasta obtener un polvo fino para crear harina. Mezclamos la harina con agua para formar una masa. También necesitamos levadura: agrega gas a la masa y la hincha. Luego entra al horno por aproximadamente 30 minutos. Solo entonces obtenemos el pan tal como lo conocemos.

Es un proceso brillante. ¿Pero quién pensó primero en hacer esto? Es casi el proceso opuesto del maná que caía del cielo. Cientos, sino miles, de hombres y mujeres han trabajado para producir este pedazo de pan, desde la semilla hasta la rebanada.

El Birkat Hamazón viene a recordarnos que aunque trabajamos muy duro para hacer el pan, debemos reconocer que todo proviene de Di-s. Él nos dio las semillas, el conocimiento, la fuerza y ​​la oportunidad de pasar por todo el proceso para: hacer, comer y ser nutridos por él.

Si no tienes una copia del texto de Birkat Hamazon en casa, anticipate e imprima nuestra versión con fonética en español, incluída en nuestra completa guia de Shabat.