Site Navigation

Shabat es la clave para un futuro judío deslumbrante

by Chief Rabbi Warren Goldstein

Ha sido un año duro para todos. Afortunadamente, nos acercamos a Rosh Hashaná, un momento de optimismo y esperanza. Cada Rosh Hashaná, tenemos un reinicio: la oportunidad de comenzar de nuevo, de crearnos a nosotros mismos de una manera nueva y de encaminar nuestra vida hacia un camino completamente nuevo.

Shabat, como sabemos, es una excelente manera de hacer exactamente eso. Durante los últimos ocho años, hemos estado trabajando juntos como parte de este notable movimiento global porque reconocemos el poder del Shabat para cambiar la vida de las personas y de hecho, para cambiar el mundo.

Shabat nos da poder para encontrar el tiempo y el espacio que necesitamos para crearnos a nosotros mismos - para construir nuestro mundo interior, fortalecer nuestra fe, nutrir a nuestra familia, encontrar significado y propósito; para crear una mejor calidad de vida. Nos da un día de felicidad y unión una vez a la semana y una fórmula Divina para alcanzar el tipo de vida que anhelamos.

Shabat nos enseña las habilidades y lecciones para la felicidad de nuestro Creador, quien nos conoce mejor que nosotros mismos. Nos enseña a saborear las bendiciones de la vida, a liberarnos de nuestras cargas, a acceder al verdadero placer. Nos enseña cómo renovarnos y nutrir nuestras relaciones más preciadas, cómo aprovechar al máximo nuestro tiempo y encontrar la plenitud en nuestras vidas. Nos infunde la humildad, la sabiduría, la confianza, el optimismo, la generosidad, el altruismo, la gentileza, el aprecio y la quietud que necesitamos para vivir de manera óptima y alegre.

Shabat tiene que ver con la esperanza, con la posibilidad de un futuro mejor. El Talmud dice que nos recuerda a la redención final que vendrá a este mundo. Cada semana, Shabat trae luz a nuestras vidas, llenándonos de alegría y esperanza.

La luz de Shabat se refleja en las velas de Shabat que encendemos cuando comienza y la vela de Havdalá que encendemos cuando se termina. Cuando encendemos las velas de Shabat celebramos y reafirmamos la luz de la verdad, la fe, la compasión, la sabiduría y la alegría que el Shabat trae a nuestras vidas. Y al final de Shabat, encendemos las velas de Havdalá, lo que significa nuestra intención de llevar con nosotros esa luz durante la semana.

Shabat ilumina nuestra vida. Restaura nuestra fe y optimismo y nos recuerda que este mundo es esencialmente bueno y que Hashem creó el mundo por amor y lo hizo por nosotros. Él nos creó para ser receptores de su bien, tanto en este mundo como en el próximo.

Y Shabat es el bien supremo en este mundo, la única mitzvá descrita en la Torá como un regalo, un regalo que nos dio Di-s, dice el midrash, como un compañero constante a lo largo de la vida. Shabat es un verdadero amigo del pueblo judío, nuestro compañero constante en todos nuestros viajes a través de la historia.

Durante miles de años, desde los inicios de nuestro pueblo en el Sinaí, Shabat nos ha acompañado, nutriéndonos, manteniéndonos unidos, conectándonos con nuestra misión divina y con nuestro prójimo y dándonos nuestra identidad colectiva como pueblo.

Creo que uno de los mayores imperativos estratégicos del pueblo judío hoy en día, en la Diáspora y en Israel, es regresar al Shabat. Esta ha sido la visión impulsora de Shabbat Project y la motivación de miles de voluntarios en comunidades judías de todo el mundo.

En este Rosh Hashaná, mientras reflexionamos sobre el año que ha sido y miramos hacia el año que está por venir, volvamos a conectarnos con esta visión de un futuro judío deslumbrante. Y volvamos a comprometernos con energía renovada para llevar la magia de Shabat a nuestras comunidades y cambiar el mundo judío.


Chief Rabbi Warren Goldstein

Chief Rabbi Warren Goldstein is the chief rabbi of South Africa and the founder of The Shabbat Project.

También te puede gustar
Tent in Desert
Shabbat es justo lo que necesitamos
by Chief Rabbi Warren Goldstein
Senator Lieberman
Encendido de velas y el regalo del descanso
by Senator Joe Lieberman
Havdalah Blog
Shabat, el día de crecimiento
by Chief Rabbi Warren Goldstein