Site Navigation

Encendido de velas y el regalo del descanso

by Senator Joe Lieberman

El senador Joe Lieberman describe en su libro, su hogar momentos antes de que se enciendan las velas de Shabat. Él escribe que a menudo hay un “frenesí en el aire mientras el reloj avanza hacia el momento en que se encienden las velas de Shabat, poco antes de la puesta del sol, lo que indica el inicio del Shabat.

"En nuestra casa, el Shabat comienza oficialmente cuando mi esposa enciende las dos velas de Shabat". Luego se pregunta por qué nuestro último acto creativo antes de que comience Shabat es justamente crear fuego. “Parte de la razón es que el fuego es la luz original y verdadera de la creación. Con la entrada [de Shabat] damos la bienvenida a una luz más antigua, más suave y atemporal, la vela suave y apacible que reemplaza la luz artificial de la electricidad ". El senador Lieberman describe cómo su esposa, Hadassah, “se tapa los ojos con las manos y piensa en nuestros hijos, nietos, padres y seres queridos, enviándoles bendiciones a todos”. Se deleita al darse cuenta que, de repente, “el frenesí y el estrés terminan. Es Shabat.” El senador Lieberman y su esposa se saludan e intercambian abrazos y besos de Shabat diciendo: "Shabat Shalom, Shabat de paz para ti".

El regalo del descanso

Ya sea que esté en Stanford o Washington, trato de llegar a casa más temprano el viernes que cualquier otro día de la semana para poder participar en la preparación para Shabbat. Pero no siempre lo hago tan pronto como esperaba. A veces, cuando entro a la cocina, mi esposa, Hadassah, está hablando por teléfono con uno de nuestros hijos. "Oh, papá acaba de entrar por la puerta", dice con una mirada irónica en mi dirección. Dijo que estaría en casa a las dos y media. ¡Oh, mira, ya son cuatro!

De acuerdo con la tradición judía, siempre llevo flores a casa para Hadassah y nuestra mesa de Shabat los viernes. Un periódico de Capitol Hill una vez entrevistó a miembros del Congreso y les preguntó, entre otras cosas: "¿Alguna vez le compras flores a tu esposa?"

"Sí”, he dicho.

"¿Con qué frecuencia?"

“Todas las semanas”, respondí.

"Oh, Dios mío", dijo el periodista, "¡eres tan romántico!" El artículo resultante me nominó como uno de los miembros más románticos del Congreso.

Me gusta pensar en mí mismo como romántico, pero las flores el viernes por la tarde es tanto un gesto de respeto y amor por Shabat como de respeto y amor por mi esposa. La belleza y el olor de las flores, incluso el ritual de parar de para de camino para recogerlas, es parte de mi preparación para Shabat.

Por supuesto, Hadassah está muy por delante de mí en la preparación. Los trabajos prohibidos de Shabat, treinta y nueve categorías, todas detalladas por las autoridades rabínicas de hace mucho tiempo, son actividades creativas que imitan la creatividad de Dios en los primeros seis días. Incluyen encender fuego y, por extensión, encender una luz eléctrica o usar un motor de combustión como el que hace que el automóvil se mueva. Manejar dinero está prohibido en Shabat y no vamos de compras ni hacemos negocios. Está prohibido cocinar, por lo que Hadassah prepara las comidas del sábado con anticipación.

Shabat no ocurre espontáneamente al atardecer el viernes. De alguna manera importante, comienza cuando cae la noche el sábado anterior y nos preparamos para regresar a los seis días de trabajo. Dejamos Shabat, sabiendo que es nuestra responsabilidad ser tan creativos y decididos durante los próximos seis días como lo fue Dios al crear el Cielo y la Tierra. Pero también anhelamos volver al Shabat para disfrutar del regalo del descanso, así como Dios disfrutó del séptimo día como culminación de Su creación.

El jueves por la noche, Hadassah decide un plan de acción para nuestras comidas. El viernes por la tarde todo está listo y los maravillosos olores de la comida llenan la casa. La mesa del comedor está puesta con nuestra mejor porcelana, adornada con las flores que yo he traído.

Senator Joe Lieberman

Joe Lieberman is a United States senator representing Connecticut. As the 2000 Democratic vice presidential candidate, he became the first Jew in American history to run for national office on a major-party ticket. Senator Lieberman lives in Stamford and Washington with his wife Hadassah. Together they are the proud parents and grandparents.

También te puede gustar
Havdalah Blog
Shabat, el día de crecimiento
by Chief Rabbi Warren Goldstein
Goldsteinseeing
Ver lo que tenemos frente a nosotros – Shabat y la clave de la felicidad
by Chief Rabbi Warren Goldstein
Rosh Hashanah
Shabat es la clave para un futuro judío deslumbrante
by Chief Rabbi Warren Goldstein